LOS INICIOS

INICIOS DEL CRIS 

Es indiscutible que el CRIS, en su inicio estaba formado en su totalidad por nadadores del club natación Barcelona y practicantes de la pesca submarina, todos ellos afiliados a la A.P.S. + info
En 1950, hubo entre varios componentes de la A.P.S. entre los que figuraban los Sres. Clemente Vidal Solá, Luis Maria Puyó Pérez, Marcelo Foret Moulenart, Santiago Ferrán Santacana, Isidro Sistaré Nin, Jorge  Monjo Rufí, Eduardo Admetlla Lázaro, Roberto  Díaz Prat y algún otro, varias conversaciones tendentes a la creación de una entidad escafandrista, y el primero de ellos, llegó a redactar unos estatutos provisionales, dándose a la Entidad que se estaba gestando, el nombre de C.R.I.S. o Centro de Recuperación e Investigaciones Submarinas.
Según Clemente Vidal en su artículo: “Reglamentación jurídica de la Plataforma Submarina”, CRIS revista de la mar, nº 11 de Diciembre de 1959, pág. 5, “el CRIS se había constituido de hecho en 1952 y de derecho en 1954”.
Esto coincide con otros relatos donde se comenta que el club empezó a funcionar a partir de 1952, sin estar constituido, de esos primeros años no hay constancia de ninguna acción, la primera vez que comentan sobre el club, es en 1953, en un artículo publicado en la Vanguardia Española.
El nombre de CRIS, según recuerda Clemente Vidal está influido por los recuerdos de la infancia, con el cris malayo, un puñal característico que aparece en las novelas de aventuras del entrañable escritor  italiano Emilio Salgari.
Estos promotores no encontraron el eco deseado entre los demás aficionados a la mar, y unido al cúmulo de tareas personales que pesaban sobre alguno de ellos, la constitución de la entidad fue dilatándose, debido en parte, a que en opinión de Clemente Vidal era necesario hallar un Presidente de prestigio y de elevada posición económica que quisiera hacerse cargo de la presidencia y patronazgo de la sociedad. Por ello, los estatutos provisionales, volvieron al cajón del escritorio.
En esta situación embrionaria, hubo el día 11 de  Noviembre de 1952 un reparto de premios a los vencedores de los concursos de pesca submarina, en el local de la A.P.S. (Provenza 284, 3º) y uno de los promotores comunicó al Almirante Don Pascual Cervera Cervera, asistente al acto, el propósito referido, a lo que éste respondió dando ánimos a todos y conminando amablemente a que Clemente Vidal iniciase las gestiones oficiales y aceptara la presidencia, si ello era preciso.
También Clemente Vidal comenta sobre el Excmo. Sr. Don Rafael Fernández de Bobadilla, el cual como padre solícito tuvo a bien guiar nuestros primeros pasos. (1)
En Mayo de 1953, fueron presentados los Estatutos Sociales para la aprobación por parte del Ministerio de la Gobernación, previo informe del de Marina, y en 13 de Abril de 1954, los estatutos habían sido aprobados, y nacía jurídicamente el CRIS.
Para que el CRIS estuviera legalmente reconocido, solo faltaba la Asamblea Constituyente que le diera vida. Y se creyó que ello era un trámite urgente. La Asamblea General Extraordinaria se celebró el 26 de abril de 1954, nombrándose el primer Consejo Directivo para comandar el CRIS. Ver acta nº 1 Asamblea. Pág. 8.
En realidad, los socios fundadores, ya se sentían miembros del CRIS, desde Noviembre de 1952, si bien, en el escaso lapso de tiempo que medió entre la aprobación de los Estatutos y la Asamblea Constituyente, entraron con carácter de tales algunos señores cuyo concurso y asistencia  fueron preciosos para el CRIS, aunque su misión en la Entidad no fue precisamente la de escafandristas. Se trata, si, de hombres de ciencia, catedráticos y oficiales de la Marina de Guerra, que contribuyeron  en gran manera a dar realce a la recién constituida Sociedad y a prestarle el apoyo debido en los momentos difíciles por los que hubo que pasar reiteradamente.

(1) CRIS, revista de la mar. Nº 1 Febrero de 1959. Artículo de Clemente Vidal, “Con nuestro agradecimiento”. Pág. 3 
 Fuente: Cris, revista de la mar. Nº 11 Diciembre de 1959. Artículo por Clemente Vidal Solá. Pág. 5. (Hay un breve comentario sobre la fundación del CRIS).

Pioneros de las profundidades
Noviembre de 2009



DATOS BÁSICOS FUNDACIONALES

11.11.52
SE PONEN LAS BASES PARA LA CREACIÓN DEL CRIS.

Fuentes: Archivo CRIS.
Libro: Avencs i coves. Francesc Vicens i Antoni Ribera. Edit. Selecta. Barcelona. Primera edició. 1958. Pág. 201

00.05.53
SE PRESENTAN PARA SU APROBACIÓN LOS ESTATUTOS SOCIALES.
Al Ministerio de la Gobernación, previo informe del de Marina.

13.04.54
LOS ESTATUTOS SON APROBADOS.

Nace jurídicamente el CRIS.

26.04.54
ASAM BLEA GENERAL EXTRAORDINARIA (CONSTITUYENTE).

ACTA Nº 1
Sesión celebrada el día 26 de Abril de 1954

En Barcelona, a veinte y seis de Abril de mil novecientos cincuenta y cuatro, siendo la hora de las once y media (de la noche) y reunidos en el local social, don Clemente Vidal Solá, don Marcelo Foret Moulenart, don Luis Puyó Pérez, don Santiago Ferrán Santacana, don Isidro Sistaré Nin, don Eduardo Admetlla Lázaro, don Sebastián Vergoñós Boix, don Jorge Monjo Rufí, don Roberto Díaz Prat, don Juan Gimbernat Mayolas, don Blas Echave Sustaeta, don José Amengual Ferragut, don José Maria Martínez Hidalgo Terán, don Antonio Ribera Jordá, don Mario Lleget Colomé, don Antonio Cervera Cervera, don Jorge Szel-Ward, don Emilio Lain Borrás, don Juan Vilarrubis Ferrando, don Antonio Boyer Torrents, don Roberto Valls Torné, don Juan Eugenio Sala Matas, don Agustín Amell Sans, don Enrique Admetlla Lázaro, don Ernesto Pedrals Figueras, don Carlos Mendoza Fernandez y don José Maria Diamant Montanés, al objeto de celebrar la Asamblea General Constituyente del “Centro de Recuperación e Investigaciones Submarinas”, a que previamente han sido convocados por don Clemente Vidal Solá en su calidad de Promotor y Presidente accidental, se abre la sesión.
Primeramente se procede a la lectura de los Estatutos sociales aprobados, y acto seguido, por unanimidad, se declara constituida la Asociación.
Seguidamente se informa a la Asamblea, siguiendo el Orden del Día trazado, de la necesidad de proceder al previo nombramiento de Consejo Directivo que rija los destinos sociales, suspendiéndose el acto por durante diez minutos, para que los asambleístas deliberen y procedan a la confección de las candidaturas que tengan a bien presentar.
Vuelta a reunir la Asamblea, pide la palabra el Sr. Amell, quien manifiesta que no existiendo más que una candidatura que es aquella que ha recomendado el Sr. Laín cree procedente que en vez de emitir una votación secreta se efectúe por aclamación, ante el evidente resultado de la elección que ha de ser verificada; el Sr. Sistaré pide que no obstante los razonables conceptos vertidos por el Sr. Amell, se proceda a la elección secreta, lo que se acuerda en este sentido.
Acto seguido, por el Sr. Mendoza, presidiendo la Mesa de Escrutinio y los Sres Diamant y Pedrals en funciones de interventores se procede a llamar nominativamente a todos y cada uno de los concurrentes por el mismo orden en que constan en la cabecera de esta Acta, los cuales emiten su voto.
A continuación se procede al escrutinio dando el resultado la siguiente candidatura con el número de votos que se indican para cada uno de los cargos.
Presidente Honorario Excmo. Sr. C.A. Jefe del Sector Naval de Cataluña y Comandante de Marina de Barcelona.

Presidente: Don Clemente Vidal Solà.                                         27 votos
Vicepresidente: Don Marcelo Foret Moulenart.                           27
Secretario: Don Luis Maria Puyó Pérez.                                      26
Vicesecretario: Don Antonio Ribera Jordá.                                  27
Tesorero: Don Isidro Sistaré Nin.                                                 27
Contador: Don Blas Echave Sustaeta.                                          27
Vocal 1º: Don Santiago Ferrán Santacana.                                   26
Vocal 2º: Don Eduardo Admetlla Lázaro.                                     26
Vocal 3º: Don José Maria Martínez Hidalgo Terán.                      27
Vocal 4º: Don José Amengual Ferragut.                                      27

Además de los referidos señores han recibido un voto para el cargo de Vocal 1º,don Antonio Boyer Torrents, para el de Vocal 3º, don Antonio Cervera Cervera y para el de Secretario, don Roberto Díaz Prat, habiéndose dado lectura del resultado de la elección y pasando la Junta nombrada a ocupar la Mesa Presidencial.
Por el Sr. Vidal, en nombre de la Junta se hace uso de la palabra expresando las gracias por la confianza puesta en los miembros elegidos, formulando los mejores votos para la prosperidad del C.R.I.S., siendo aceptados por todos y cada uno de ellos, los cargos a que han sido elegidos.
Acto seguido, el Sr. Amell pide hacer uso de la palabra para rogar de la Asamblea un voto de gracias para los Promotores del C.R.I.S., concediéndosele por unanimidad.
Y no habiendo más asuntos de que tratar, siendo las doce horas cuarenta minutos, se levanta la sesión de la que se extiende la presente acta que leída y hallada conforme, conmigo el Secretario firman todos los concurrentes.

 (Datos extraídos del libro de Actas y de los Estatutos del CRIS (27.04.54). Pág. 15)

29.04.54
ESTAMPAS BARCELONESAS.

UNA HISTÓRICA ASAMBLEA DE “HOMBRES-PECES.
“Los artículos que diariamente escribimos los periodistas están condenados a su desaparición en el breve plazo de 24 horas, pero de hecho, esas hojas volanderas que llamamos periódicos, guardan para la posteridad-en nuestros archivos y hemerotecas-los documentos gráficos y las informaciones e inquietudes de nuestra época. Así, sin apenas darnos cuenta de ello, estamos escribiendo cada día un pedazo de historia, ya sea comentando la actualidad o examinando el pasado con nuestros particulares puntos de vista de hombres del siglo XX… Es lo mismo que le ocurre al  ciudadano anónimo, a ese simbólico “hombre de la calle” inventado-creo que muy felizmente-por los periodistas. También él, sin darse apenas cuenta, labora para el futuro en tanto se preocupa, como mortal que es, de atender a las necesidades e inquietudes de su (de nuestro) presente. Desde este punto de vista, la humanidad no es una proyección discontinua de esfuerzos e inquietudes, sino que,  a través de unas edades más o menos convencionales, vive, ha vivido, se proyecta y sigue proyectándose en un tiempo sin soluciones de continuidad, hacia un mañana que se halla unido con el presente y con el pasado por una compleja pero evidente relación de causa a efecto…
Motivaron estos comentarios la última asamblea celebrada por los exploradores y arqueólogos submarinos barceloneses, que posiblemente señalará, en un día no muy lejano, un importante jalón en la inquietud cultural de nuestra Barcelona;  porque ya era hora que proyectásemos un poco nuestros esfuerzos hacia una de las grandes metas de nuestro tiempo: la conquista del vasto reino submarino, tan lleno de aventuras y tan pródigo en sorpresas arqueológicas, en posibilidades económicas y en paisajes de ensueño.
Es a la conquista del mundo submarino que se aprestan estos hombres valerosos, animados de un espíritu mitad deportivo y mitad científico, que constituyen el CRIS (Centro de Recuperación e Investigaciones Submarinas), quienes en la noche del próximo pasado lunes celebraron una asamblea general y procedieron a elegir, por unanimidad, la Junta Directiva que regirá por un período de varios años los destinos de esta joven y dinámica entidad, que ya cuenta en su haber con importantes hallazgos arqueológicos y provechosas prospecciones en diversos puntos de nuestro litoral. Quede pues, registrada en esta crónica la elección de la Junta Directiva del CRIS, cuyos hombres serán testigos, sin duda, de grandes éxitos que han de impresionar vivamente a toda la nación. He aquí a nuestros hombres:
Presidente, don Clemente Vidal Solá; vicepresidente, don Marcelo Foret Moulenart; secretario, don Luis Puyó Pérez; vicesecretario, don Antonio Ribera Jordá; tesorero, don Isidro Sistaré Nin; contador, don Blas Echave Sustaeta; vocal primero, don Santiago Ferrán Santacana; vocal segundo, don Eduardo Admetlla Lázaro; vocal tercero, don José Maria Martinez-Hidalgo; vocal cuarto, don José Amengual Ferragut.
Los nobles propósitos que impulsan a nuestros “hombres-peces” quedaron muy bien definidos en esta ingeniosa frase del amigo Clemente Vidal:
“A partir de ahora-dijo- procuraremos que el CRIS vaya siempre, no más arriba (como se dice normalmente) sino siempre más abajo. Invito, pues, a todos los barceloneses, a identificarse con este espíritu “revolucionario” del CRIS; revolucionario y heroico al propio tiempo, por la dirección y el sentido de sus nobles afanes. Veamos una muestra y con ella pondremos punto y final:
Días atrás, en aguas de Vilasar; los buceadores Eduardo Admetlla y Roberto Díaz, localizaron los restos de un barco, al parecer medieval, hundido a pocos metros de profundidad. Extrajeron unos clavos de bronce y un pedazo de madera en relativo buen estado de conservación, y según posteriores comprobaciones de Antonio Ribera, en el Museo Marítimo de las Reales Atarazanas, estos clavos son idénticos a los de nuestras galeras medievales y demás embarcaciones catalanas comprendidas entre los siglos XIV y XVI. Si se confirman las impresiones que tengo a la hora de escribir esta crónica, cuando se hayan estudiado con mayor detalle los restos de la presunta galera, acaso será factible reconstruir la primera embarcación medieval hallada en aguas de Cataluña, o sea, la primera nave catalana recuperada a la historia por los audaces buceadores barceloneses.
Ello dará lugar, espero, a mi observación telescópica más  original. Si, amigo lector, a mi me gusta contemplar los paisajes de Marte y los de la Luna, desde la cúpula del Observatorio Aster…pero ahora,  con siete metros de agua entre el objetivo y el objeto observado, ardo en deseos de contemplar los restos de una vieja galera, ¡quién sabe que aventuras se habrá llevado al fondo¡ de cuando los mares hispánicos eran surcados por gráciles embarcaciones movidas alternativamente por el remo y la vela.
Nuestra época es así…¡Nunca pudo decirse con tanta razón que los extremos se tocan¡”.

Fuente: El Correo Catalán. 29 de Abril de 1954. Articulo por Mario Lleget. Pág. 3.
(Nota. No pensamos encontrar al inicio de este trabajo, muchas referencias al club, quizás que pasara más bien, desapercibido. Gracias a Mario Lleget, se corrobora en la prensa la Asamblea del CRIS. Pensamos en darle el título de historiador avanzado del CRIS.
Posteriormente, también gracias a Enrique Rubio tenemos bastantes referencias a las actividades del club.)

UNA BREVE INTRODUCCIÓN SOBRE EL CRIS.

Por la fecha de su fundación es el club civil decano de España, en lo que se refiere a la inmersión con escafandra autónoma.
Desde siempre el CRIS ha sido un Centro entre cuyos principales fines, como atestiguan sus siglas, están los de Colaboración, Recuperación, Investigación, sin olvidar el aspecto Social y el Humanitario.
Entre sus miembros, destacaremos a Don Clemente Vidal Solá, socio fundador y primer presidente; a Don Luis Maria Puyó Pérez, socio fundador y primer secretario del club, así mismo Vicepresidente de la Federación Española de Pesca y Actividades Subacuáticas, de la que posteriormente y con el nombre de F.E.D.A.S. alcanzó la presidencia.
Roberto Díaz Prat - Eduardo Admetlla Lázaro
Foto CRIS
En el Comité Español de Actividades Subacuáticas, figuraron en aquellos años, entre otros, Don Enrique Arizón, Don Clemente Vidal Solá y el Dr. Juan Eugenio Sala Matas.
Como miembros de la C.M.A.S, estuvieron nombrados los Sres. Eduardo Admetlla Lázaro y Roberto Díaz Prat.
Es el primer centro de escafandrismo civil de España, que dispuso de una  Cámara Hiperbárica monoplaza, más conocida por el “cartucho de recompresión”, adquirida por suscripción popular en el año 1959 y funcionando prácticamente hasta 1968. Al ponerse en marcha la Cámara Hiperbárica Multiplaza, el “cartucho” quedó en desuso y desde entonces tiene un digno retiro.
Los inicios para disponer de una Cámara de recompresión, empezaron por unos artículos aparecidos en los diarios, concretamente La Prensa, en donde su redactor, Sr. Enrique Rubio, con motivo del desgraciado accidente ocurrido a un avión de Aviación y Comercio, en Abril de 1958 y la posterior intervención del CRIS para localizar el aparato y sus pasajeros, comenta la necesidad que los miembros del CRIS, dispongan de una cámara, en este caso un “cartucho de recompresión, pues como indica el Sr. Rubio el CRIS, trabaja como algunos trapecistas, sin red. Es decir, no dispone de una cámara para protegerse de los accidentes de descompresión, producidos al descender a una determinada profundidad. A partir de este momento, fueron apareciendo en los diarios, escritos y notas de cómo iba la suscripción que se había iniciado por la intervención destacada del Sr. Rubio.  Como colofón  a todos estos desvelos, tuvo lugar un magno festival para recaudar fondos con destino a la construcción de la Cámara Hiperbárica. La cual fue sufragada, en parte, con la inestimable ayuda de la Diputación Provincial de Barcelona; por el Excmo. Sr. D. Juan Antonio Samaranch; por las aportaciones personales de sus socios, por simpatizantes y por suscripción pública patrocinada por Radio Nacional de España en Barcelona, mediante el mencionado festival.

 
Fotos - Joan Foix

Esta Cámara Hiperbárica Multiplaza se instaló en el Hospital de la Cruz Roja Española de Barcelona, donde en el transcurso de los años, ha sido objeto de varios procesos de mejora y actualización. Posteriormente el mencionado Hospital de la Cruz Roja pasó a denominarse Hospital Dos de Mayo. En el año 2010, por diversos motivos, la nueva Cámara Hiperbárica Multiplaza se instalará en el Hospital de Sant Joan de Espí.

ALGUNOS DATOS SOCIALES

Hemos de destacar que en su momento, cuando el CRIS inició sus actividades, no existían los organismos federados que conocemos en la actualidad, como la Federación Catalana de Actividades Subacuáticas (FECDAS), creada el 14 de abril de 1967, ni la Federación Española de Actividades Subacuáticas. (FEDAS), con fecha fundacional del 2 de marzo de 1967.
En este lapso de tiempo, trece años para la fundación de los organismos federados, el CRIS preparó en principio las titulaciones para la práctica del buceo.
Destacamos el titulo de buceador de tercera clase, el de primera clase.
Posteriormente, se hizo cargo de los títulos de una manera oficial la Comandancia de Marina de Barcelona, que expedía una “Licencia para exploraciones subacuáticas”.
Durante algún tiempo, el buceo dependió del Ministerio de Comercio, luego se pasó a depender de la Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS),  para pasar a primeros de la década de los setenta a expedir los títulos el M.A.P.A. (Ministerio de Agricultura,Pesca y Alimentación), pasando primero por el filtro de la FEDAS.
A partir del año 1995, deja de actuar el MAPA, que traspasa competencias a las autonomías (al menos Catalunya la tiene), y se aceptan todos los títulos de buceo que existen en el mercado.
Ya desde el primer momento, antes aún de su constitución, el CRIS se puso bajo el amparo de las Autoridades de Marina, habiéndose ofrecido incondicionalmente en todo momento y cumplido, diligente y competentemente, cuantas peticiones le fueron efectuadas.
En el orden cultural y de investigaciones, han sido realizados análisis de los productos contenidos en las ánforas recuperadas, consiguiéndose datos tan interesantes como los de permitir llegar a determinaciones de las diferencias existentes entre las resinas empleadas hace dos mil años y las actuales.
Se han dado numerosas conferencias en distintos Centros, tanto en nuestra ciudad como en el resto de España, con proyecciones en blanco y negro y color obtenidas por la Sección Fotográfica, y colaborando intensamente en la prensa diaria, radio y revistas.
Han sido ofrecidos los servicios del CRIS al profesor August Piccard, en su momento, para colaborar en su inmersión  en aguas de las islas Canarias, manteniéndose con el mismo correspondencia, a través de la cual se le han facilitado algunos datos.
Igualmente se ha solicitado de la Comandancia Militar de Marina, que sea tenida en cuenta la posibilidad de que el CRIS, realice una preparación pre-militar de los escafandristas que en su día pudieran ser destinados a una base de zapadores submarinos; estableciéndose esta en las costas del Sector Naval, y aconsejándose como zona más idónea la del puerto de Blanes.
Han sido redactadas y facilitadas a diversas autoridades, Corporaciones, Dependencias oficiales y Centros, todo tipo de memorias y dictámenes, exponiendo temas sobre los que el CRIS ha sido consultado, librándose certificaciones sobre materiales diversos de inmersión, a petición de la parte interesada.
Se ha mantenido nutrida correspondencia con personas y Entidades afines al escafandrismo, radicadas en todos los países del mundo, recibiéndose diversas visitas de representantes de las mismas, entre las que merece especial mención, la de comandante J. Y. Cousteau, quién exteriorizó su felicitación por las fotografías que le fueron exhibidas, manifestando públicamente su consideración de que el CRIS colocaba a España en el segundo lugar del mundo por cuanto a escafandristas.
También en su momento recibimos la visita del escafandrista e investigador alemán Hans Hass.
En orden a investigaciones geológicas, revisten autentica trascendencia, y así fue  reconocido en su momento por el Excmo. Ayuntamiento de Barcelona, al conceder una subvención al CRIS, por las prospecciones efectuadas en el río de la Falconera, (Riuet de Garraf), penetrando por las galerías submarinas que el mismo forma hasta una cota de 22 metros de profundidad, y a más de 160 metros de la línea del acantilado, siendo para ello preciso la navegación submarina de los escafandristas por el interior de cavernas totalmente sumergidas, siendo menester vencer las corrientes e incluso remontar el sifón de entrada y salida a la primera gran cámara. Han sido efectuados análisis de aguas extraídas de la caverna principal, quedando de todo ello debida constancia tanto documental como fotográfica.
Ver comentarios sobre la colaboración con el E.R.E. en las mencionadas exploraciones, en Efemérides (Espeleología Subacuática) y  Colaboraciones, en la que  Albert Martínez i Rius nos describe los inicios sobre esta materia.
Se han efectuado estudios sistemáticos sobre las posibilidades del hombre en inmersión, que han cristalizado en un programa para estudio teórico-práctico de escafandrismo, y en una fórmula para exámenes, según distintas categorías que se han establecido.
Exploración reiterada de las cuevas submarinas y corredores de las Islas Medas, mereciendo especial mención el descubrimiento de una caverna totalmente sumergida, con entrada por mar, siguiendo un trayecto de más de 200 metros.
Recorriendo sus pasadizos y pozos, sacando fotografías, se han descubierto en los acantilados numerosas cuevas, algunas de gran amplitud, totalmente sumergidas y al abrigo de toda sospecha sobre su existencia.
Se han efectuado numerosos rastreos submarinos en la mayor parte de los sectores costeros, en Rosas y norte de Cadaqués; Cabo de Creus, en Palamós; todo ello debidamente catalogado y fotografiado, para el archivo arqueológico del CRIS. En Vilassar de Mar, Blanes, Torredembarra, e isla de Menorca, se han encontrado ánforas romanas, fragmentos de las mismas y pecios.
Se han localizado varios pecios romanos, encontrando hasta 6 cepos de plomo de áncoras romanas, gran cantidad de ánforas, un hacha de pedernal, efectuando numerosas recuperaciones de valor arqueológico, lo que le ha valido a su presidente y a tres de sus destacados miembros, el nombramiento de Comisario de Excavaciones Arqueológico-submarinas.
Las recuperaciones arqueológicas, con el descubrimiento en Málaga de un barco hundido, cargado de mármoles, y con una estatua griega del dios Dionisio (1961).Ver apartado de Arqueología.
Las investigaciones humanitarias a petición de la Comandancia Militar de Marina de Barcelona: Causas del accidente que costó la vida a un buzo profesional con levantamiento de planos y dictamen  pericial. (1956)
Forenses: Levantamiento de planos de la zona del siniestro por el abordaje del motovelero “Mallorquín”, con dictamen pericial que permitió a los armadores ganar el caso en el Tribunal Internacional (1964).
Trabajos: Innumerables estudios realizados por las Secciones de Navegación, Hidrografía, Cartografía submarina, Fotografía, Recuperación, Salvamento, Exploración espeleológica, Turismo, Investigación científica, Historia, Arqueología, Ictiología, Medicina, Escuela de Monitores, y Material de inmersión.
De todo ello, daremos una muy cumplida información en los diferentes apartados.

PERIODOS PRESIDENCIALES + info

SEDES SOCIALES
Local calle Provenza
Foto - Joan Foix

Al principio se compartía con la A.P.S. en la calle Bruch, 92  (1) un local al que se tuvo acceso gracias a las gestiones del  Sr. Marcelo Foret Moulenart.
Pasando luego, siempre con la A.P.S. a la calle Provenza, 284 
En 1954, el CRIS disponía de un local perteneciente al padre del Sr. Admetlla, que hacía las veces de almacén para botellas industriales y material diverso.
En 1959 los compresores estaban en la calle Rocafort, 191; pasando luego a la calle Conde del Asalto, a la tienda Casmar, con Javier Casadejust. En la actualidad, la calle es Nou de la Rambla.En los primeros meses de 1970, concretamente a finales de febrero, el club dejó el local social de la calle Provenza, y las pertenencias que había se trasladaron a la calle Pelayo, 32 ático, por los Sres. Manuel Villoldo Bienzobás, José Maria Lafarga Castells y Alfredo Tejerina Balboa, en el coche del primero. Creemos recordar que fue muy poco lo llevado, algunos libros para la futura biblioteca que se habían retirado del local de la A.P.S. y poca cosa más. El CRIS disponía de sede social.
Casal del CRIS
Vídeo de LSVELOZ - 1988 
En aquella época era presidente el Sr. Jorge Masana Cervera y gracias a su gestión se dispuso del espléndido local.
Luego al Casal del CRIS, en Esplugues de Llobregat, sobre 1980.
En 1995 por muy breve tiempo en un local de la calle Córcega, 523  1º planta.
Después a la Ronda Sant Pere, 23 2n 3º  de Barcelona.
A partir del 28 de Enero de 2010, la nueva sede social, está instalada en la calle Muntaner, 172  pral. 2.
Y finalmente, el domingo, 16.01.11 nos trasladamos a Diputación, 79                                                          
Fuentes: Archivo CRIS
Notas.Orientación y recuerdos de Eduardo Admetlla.
CRIS, revista de la mar. nº 4 Mayo 1959. Artículo: Oleadas. Compresor en Rocafort. Pág. 16
Boletín: Febrero 1970.
(1) Caza submarina. Amadeo Travé.Editorial Juventud. Colección Aire Libre. 1 edición: Mayo 1947. Pág. 102

HISTORIA NO DIVULGADA.

Entre los pocos documentos amarillentos que hemos localizado, encontramos el siguiente, que además estaba completo.
A esta biografía del CRIS, exterior, a la luz del día, ha corrido paralela otra vida, podríamos llamar secreta, oculta.
A tanta actividad del CRIS empleada para crecer, ha sido necesario añadir otra, tal vez mayor, más enervante que a veces ha llegado a tener la consistencia de dolor casi físico, para los que la han tenido que desplegar, encaminada a la estricta necesidad de sobrevivir, y a ello, también habremos de hacer una referencia, aunque sucinta, y sin que la discreción permita en muchos extremos llegar a puntualizar en un escrito de la índole de este, la totalidad del alcance y gravedad de las situaciones por las que hemos pasado.
Los conflictos, presiones y dificultades a que se ha visto sometido el CRIS, que los viejos conocen pero los nuevos ignoran, se debe única y exclusivamente a la existencia de dos marcas comerciales de escafandras,  tener en cuenta la época en que se desarrollan los hechos, que se disputan el mercado español.
Si solo hubiera existido una marca, o si estas hubieran sido más de dos, al CRIS, no se le hubiera presentado dificultad alguna y todas y cada una de aquellas casas comerciales hubieran ofrecido libre y espontáneamente sus buenos y mejores oficios a fin de dar facilidades. Pero no fue así.
Existían dos industriales que fabricaban escafandras en España, bajo las marcas “Nemrod” y Cousteau-Gagnan, respectivamente.
No podemos entrar en disquisiciones de cual fuera la marca mas antigua en España, ni sobre prioridades de patentes, por ser materia reservada a los Tribunales de Justicia, que precisamente entendieron de los varios pleitos entablados por los distintos comerciantes contra el que consideran competidor, pero si hay que decir que el nacimiento del CRIS, fue aproximadamente simultáneo con el planteamiento de las rivalidades comerciales referidas.
Y no podemos silenciar que el Sr. Juan Bové Vilarrubís, Director-Gerente de la firma “Carbonell y Gimeno,S.A.” fabricante de la marca “Cousteau-Gagnan”, fue uno de los primeros socios que tuvo nuestra Entidad. (1)
Así mismo los Sres. Juan y Pedro Vilarrubís Ferrando, fabricantes de la otra marca “Nemrod” fueron también de los primeros socios del club, el Sr. Juan Vilarrubis Ferrando fue socio fundador con el nº 19. (2)
Si había una pugna comercial entre ellos, es evidente que esta existía fuera del CRIS. Pues en el seno de la Entidad, todos gozaban de los mismos derechos y prerrogativas sociales.
Ahora bien, muy pronto comenzaron a hacerse patentes dos distintas maneras de actuar.
El CRIS, poseía en préstamo, una escafandra de la marca “Nemrod” a parte de la que era propiedad del Sr. Eduardo Admetlla Lázaro, de propia invención, y poseía además, otra escafandra de la marca “Cousteau-Gagnan”, propiedad del Sr. Santiago Ferrán Santacana, vocal primero de la Junta Directiva del CRIS.
Ver acta de fecha 26/04/54. Pues bien, como consecuencia de haber pasado el Sr. Santiago Ferrán a formar determinada sociedad con la firma comercial “Carbonell y Gimeno,S.A.”al parecer por imposición del Sr. Bové, gerente de dicha empresa, el Sr.Ferrán retiró la escafandra de su propiedad, marca “Cousteau-Gagnan, que tenía prestada al CRIS y esta Entidad se encontró en una evidente falta de equipos para inmersión, pues el de invención personal del Sr. Eduardo Admetlla, por ser un prototipo quedaba reservado para su uso individual, teniendo en cuenta que este equipo presentaba determinadas características que obligaban al que lo usara a poseer unas excepcionales dotes para el escafandrismo.
Así pues, el CRIS, se quedó con una sola escafandra, lo que significaba poseer unos medios limitadísimos para la práctica de sus actividades. El Sr. Bové, inició inmediatas gestiones cerca del Presidente y Secretario del CRIS, haciendo buenas ofertas de escafandras e incluso de aparatos fotográficos, a condición de que fueran expulsados determinados socios de la Entidad, que fuera proscrita la marca “Nemrod” y se usara en exclusiva la “Cousteau-Gagnan”, a la vez que se le otorgara al Sr. Bové  un destacado cargo en la Junta Directiva.
Tal forma de proceder pareció a los componentes de la Junta Directiva, como una injerencia inadmisible en los asuntos internos de la Entidad. Siguió un largo período de conversaciones continuas en que por parte de los representante del CRIS, se buscaba inútilmente conseguir una amistosa colaboración dentro de las exigencias del Sr. Bové, intentando mantener una estricta neutralidad en la lucha que entre marcas se había entablado, queriendo que el CRIS quedara ajeno a la misma, a pesar de todos los esfuerzos del Sr. Bové se dirigían a involucrarle en ella. Ante el fracaso de sus intentos, el representante de la firma “Carbonell y Gimeno, S.A.” socio del CRIS, hizo otro intento que por unos momentos llevó la zozobra a los ánimos de más de uno.
Inició una labor de captación entre algunos de los mejores escafandristas de la Entidad, intentando acercarlos a su círculo de actividades, mediante toda clase de halagos, para después probablemente separarlos del CRIS. Y es evidente, que contando entonces la Entidad con una docena de escafandristas y, prácticamente, con una sola escafandra, fácil era que el hombre que ante todo lo que quiere es efectuar la inmersión, se sintiera atraído por tales hechos.
Fueron varios los que comenzaron a frecuentar de una manera inocente las oficinas del Sr. Bové, en las que este platicaba larga y extensamente con los mismos sobre las cuestiones generales del buceo, posibilidades materiales, escasas del CRIS, y aquellas enormes que podía ofrecer la organización montada por el comandante Cousteau. Pero, la mayoría de estos escafandristas que se acercaban donde creían poder encontrar las escafandras, continuaban siendo fieles al CRIS, de manera clara y patente.
A finales de 1953, los promotores del CRIS habían invitado al comandante Cousteau a Barcelona, para rendirle homenaje y Cousteau había aceptado en principio.
Pero en 1954 venia a España, según afirmaba el Sr. Bové, para iniciar sus pleitos comerciales con la marca “Nemrod”. Ver Efemérides varias....
Esto, carecía de relevancia para el CRIS, y el comandante Cousteau había de ser recibido como su jerarquía escafandrista merecía.
El Sr. Bové, a la sazón representante de las firmas comerciales “La Spirotecnique” y  L´Air Liquide”, ambas en relación con el comandante Cousteau, y fabricantes de sus escafandras, en la representación que ostentaba, invitó al CRIS para embarcar en la “Calypso”, durante los tres días que habría de permanecer en Cataluña, concretamente en las Illes Medes, pero a condición de escoger personalmente las personas que habrían de asistir a la invitación.
La Junta del club entendió que no era de su competencia, pues invitado el CRIS, la Junta Directiva de la Entidad era la que habría de designar los escafandristas que asistirían, y desde luego asegurando al Sr. Bové que no iría ninguna persona que no le fuera grata y que pudiera no serlo al comandante Cousteau.
Las discusiones y vetos se prolongaron por espacio de dos meses, hasta que un día, concretamente, manifestó el Sr. Bové el nombre de las personas que irían a bordo de la “Calypso”.
Así exactamente, las que por propia autoridad decidió. Escogió a los miembros de la Entidad que creía mejor adaptados a sus ideas y aceptó la asistencia del Presidente, pero simplemente a título individual y como invitado personal del Sr.Bové, sin que pudiera ostentar ninguna representación del CRIS, y sin que aquellos otros pudieran afirmar su condición de socios de la Entidad.
En estas condiciones, el Presidente planteó el caso ante la Junta Directiva, entendiendo que debía rehusar la invitación, pero sus compañeros no fueron de ese criterio, pues comprendieron  que su presencia en la nave, tal vez pudiera deshacer algún malentendido, y tal vez consiguiera recuperar la unidad del CRIS que se veía amenazada por la disidencia que se comenzaba a perfilar, entre algunos socios.
Durante la expedición, el Presidente Clemente Vidal se vio sujeto a toda clase de presiones; hubo conversaciones en que acosado por el socio del CRIS., Sr. Bové, por su apoderado Sr. Pascual y por el gerente de “La Spirotecnique”, Sr.Vilarem, hubo de quedar suspendida la discusión, por verdadero agotamiento físico de los dialogantes, a muy avanzadas horas de la madrugada.
A toda costa intentaban subvertir los términos de la cuestión, transformándola en comercial, como si el CRIS fuera una Entidad aglutinadora de futuros clientes, lo que en definitiva era cierto, sobre los que tenía potestad para determinar sus preferencias personales sobre material de inmersión, lo que no era ni es , cierto.
Si el CRIS entraba a formar parte del bloque mundial de escafandrismo que estaba creando el comandante Cousteau; si adoptaba en exclusiva la marca “Cousteau-Gagnan”, si repudiaba totalmente la marca “Nemrod”, si expulsaba “ignominiosamente”-según su frase- a determinados miembros de la Entidad, y finalmente si libraba una certificación en que se hiciera constar-textualmente-que la marca competidora era una copia de la “Cousteau-Gagnan”, Clemente Vidal, el Presidente del CRIS, aquel mismo día, sobre  la “Calypso” sería investido Caballero del Mar por el comandante Cousteau, recibiría el obsequio de un tribotella que le colgaría el propio Cousteau, y su nombre y el del CRIS saldrían en letras de molde, junto al de Cousteau, en las revistas “Life” y  “The National Geographic Magazín”, con fotografías en color.
Y después, el CRIS recibiría toda clase de material, escafandras, torpedos, cámaras e incluso embarcaciones. Pero, si por el contrario no eran aceptadas aquellas ofertas, la firma “Carbonell y Gimeno, S.A. con todo el peso que supone a su espalda “La Spirotecnique”, “L´Air Liquide” y la organización del comandante Cousteau, caería sobre el CRIS hasta hacerlo desaparecer.
Simultáneamente, se habló mucho por los tres mencionados señores, del alto concepto que en Francia se tiene del honor, y del que por lo visto el CRIS hacia caso omiso, emitiendo opiniones varias sobre los que ellos opinaban sobre lo referido.
Clemente Vidal, con la plena conciencia de que estaban representando la voluntad de todos sus compañeros del CRIS, creyó que en tal disyuntiva solo había un camino; el de la dignidad. El resultado final de la estancia de los escafandristas del CRIS en la “Calypso” fue que estos, volvieron más adictos a su Entidad, si cabe, que antes de la partida y, desde entonces, el CRIS ha sido una verdadera masa compacta de escafandristas que solo aspira a la grandeza de la Entidad, que ellos han creado, que han impulsado y de la que son su propia vida cada día renovada por la nueva sabia de los que con la misma fe y el mismo ardor van engrosando sus filas. Fracasado este intento, el Sr. Bové inició la creación de una nueva sociedad escafandrista. Para ello, recurrió a nuestros amigos y compañeros del E.R.E. Recurrió a los valientes espeleólogos que se habían convertido en espléndidos escafandristas, y que con nosotros, y precisamente a iniciativa de ellos, colocaron la imagen de la Virgen de Montserrat en una cueva de la Falconera. (Ver el apartado de espeleología).
Los del E.R.E. no tenían planteado ningún conflicto, y el acercarse a la firma “Carbonell y Gimeno,S.A.” no era por su parte ni claudicación ni cobardía, ni muchos menos una indignidad, era sencillamente que una casa comercial les ofrecía facilidades y las aceptaron.
Con este núcleo inicial de buenos escafandristas, tres solamente, pero buenos, el Sr. Bové se creyó capaz de anular al CRIS. Pero no se vio secundado por este camino, pues el E.R.E., honradamente, solo quería hacer espeleo submarina y competir con nosotros en el terreno deportivo, en la forma más sana de la expresión, y así hemos podido ver en todos los actos de confraternidad escafandrista la simpática presencia del Sr. Antonio Ballester, que ha sido el primero en darnos su abrazo.
Esto, no obstante, no satisfizo al Sr. Bové, quien volvió a  llamar reiteradamente a Clemente Vidal y a Luis Maria Puyó, con los que tuvo entrevistas durante más de un año, de las que se ponía al corriente a la Junta Directiva, todas ellas encaminadas a una captación tal vez personal, pero en forma segura, para obtener el control deseado de la Entidad, hasta el punto que llegó a manifestar el Sr. Bové, que el E.R.E. no le era suficiente ni nunca podría tener la solera y representación del CRIS, con frases de grandes elogios para nuestra Entidad, y despectivas para aquellos, intentando de nuevo la captación. Manifestó reiteradamente que era una pena la gran cantidad de dinero que estaba empleando para la formación y desarrollo de otras sociedades  escafandristas, cuando este mismo dinero podría ser empleado en su beneficio y grandeza. Además, aseguraba que estaba fundando una sociedad en Madrid, que se llamaría C.I.A.S. (3) y que en un proceso de centralización, anularía totalmente al CRIS, siendo dictada, si fuera preciso, una resolución destinada a la disolución de nuestra Entidad, pero que todavía estábamos a tiempo y si atendíamos a sus pretensiones, él, Bové, no seguiría adelante con el proyecto.
Ni fue aceptada la nueva oferta, ni se creyó en la realidad de la amenaza. No obstante, realizadas gestiones, se vino en conocimiento de que, realmente, se estaba constituyendo en Madrid, una sociedad llamada C.I.A.S., con objetivos similares a la nuestra, y dirigida por altas personalidades de la Marina, del  Ejército y la política.
Lo cual era precisamente una garantía de seguridad para el CRIS, que tal vez, según la orientación que tomara aquella asociación, podría ofrecer su apoyo a la nuestra al contar con subvención  estatal. Por este camino, y ya constituido el C.I.A.S., el Sr. Bové volvió a llamar, para hacer objeto de halagos y promesas por un lado y de presiones por otro, al Presidente y Secretario del CRIS. Se sucedieron otra vez interminables conversaciones por espacio de meses, hasta que propuso, a cambio de sus pretensiones de siempre, ofrecer al CRIS la Delegación del C.I.A.S. en Barcelona, alegando que el camino que había trazado él, el C.I.A.S. contra el CRIS, no podía ser objeto de viraje en redondo, pues no podía ordenar a las altas personalidades que lo constituían, su desmantelamiento, pero sí insinuar y al fin convencer sobre las conveniencias generales del escafandrismo, pues no en vano él  era el Jefe de material de aquella entidad. Las ofertas de la Delegación del C.I.A.S. para el CRIS revistieron múltiples formas; el acorralamiento de que iba siendo objeto nuestra Entidad, cada vez parecía más evidente, y hubo momento, en que llegamos a tener autentico miedo por la vida jurídica del CRIS.
Incluso por componentes de nuestra Junta Directiva, llegó a darse la voz de alarma y proponer una dimisión total de la misma, por no haber sabido aceptar a tiempo lo que se nos ofrecía, y así con una nueva Junta Directiva, poder iniciar unas conversaciones con el Sr. Bové, a fin de llegar a la salvación de la existencia del CRIS. Pero tras esta momentánea reacción de pánico, esta es la expresión que hay que darle, se impuso el criterio de serenidad y espera de los acontecimientos.
Hubo una lucha escandalosa para impedir que el CRIS pudiera patrocinar la proyección en Barcelona de la película:”El mundo del silencio”, film del comandante J. Y. Cousteau y Palma de Oro en el Festival de Cannes en noviembre de 1956.
Pero el CRIS la patrocinó, si no en la exclusiva que hubiera deseado, si con la dignidad suficiente para que su nombre no quedara omitido en nuestra propia ciudad. (4)
Las autoridades de todo orden nos han prestado su asistencia, y especialmente la de Marina, siempre nos ha considerado sus hijos predilectos, y con uno u otro Almirante en Barcelona, el CRIS ha recibido toda clase de facilidades, incluida la puesta a nuestra disposición de sus mejores unidades, guarda-costas, dragaminas, para el mejor desarrollo de nuestros cursos.
Y finalmente, la serie de presiones a las que fue sometido el CRIS, culminó con una acción que hace poner en duda la realidad de los valores humanos más trascendentes.
Cuando Eduardo Admetlla, Javier Veglison y Roberto Díaz se hallaban en Cartagena a la espera de obtener  para España la marca mundial de inmersión con escafandra autónoma, (5) que en aquel momento ostentaban los franceses, hubo un intento de lograr la suspensión de la prueba, que ponía en peligro, superar la marca ostentada hasta la fecha por unos grandes escafandristas, hermanos en el mar, pero rivales en deporte, y además extranjeros. La prueba fue momentáneamente suspendida, hasta que la Autoridad, impuso su criterio. Pero faltó poco para que la maniobra triunfara.
En diversas ocasiones ha habido algún socio de la Entidad que llevado por su justa indignación por el proceder antisocial del Sr. Bové, ha pedido fuera este corregido disciplinariamente, pero en todo momento se ha creído que cualquier medida en este sentido sería inoportuna, pues el CRIS nunca ha querido cerrar las puertas a una coexistencia pacífica y armoniosa con todos; nosotros no tenemos enemigos y queremos a todos como amigos, y si algún día alguien se ha portado en contra de los intereses sociales, hemos querido y hemos conseguido perdonarle en espera de que vengan días mejores en que se imponga el sentido común y todos podamos darnos la mano, siempre claro está, que no medien razones de índole superior a los meros intereses sociales que impidieran tal amistosa coexistencia.
Esta exposición, que se nos ha hecho difícil, pues lamentable es siempre publicar lo que se ha querido mantener en secreto, aunque el secreto fuera relativo, ha sido necesaria para contestar de una vez  a preguntas sobradamente justificadas, formuladas por el nuevo contingente que va nutriendo nuestras filas, las cuales, como componentes esenciales del CRIS, tienen perfecto derecho e incluso deber, de conocer la intimidad de la Sociedad a la que pertenecen.
Por otro lado, al quedar constancia escrita y fidedigna, de lo acaecido, los sucesos ocurridos hace ya muchos años, no se diluirán  en el olvido.
Hemos de recordar que el presente escrito está redactado en una época, al principio de la fundación del CRIS, en la que las luchas en este caso por una marca de material deportivo, debían de ser realmente feroces.

(1) Socio nº 28. No consta la fecha de ingreso.
(2) Juan  Vilarrubis Ferrando, socio nº 8, ingreso el 26.04.54, es por tanto Socio Fundador.
Pedro Vilarrubis Ferrando socio nº 38, ingreso el 29.09.54.
(3) Centro de Investigaciones y Actividades Subacuáticas. El Noticiero Universal, edición de la noche de fecha miércoles, 19 de Diciembre de 1956, en la página 9, se da la siguiente noticia, que extractamos a continuación: “Tuvo ayer efecto la constitución de la Delegación regional Catalana, del Centro de Investigaciones y Actividades Subacuáticas”. En el periódico Solidaridad Nacional, jueves 03.07.58, pág. 6 encontramos la siguiente noticia: “Cursillo a bordo. El CIAS inauguró sus actuaciones oficiales a bordo del buque escuela “Cruz del Sur”.
(4) Ver  Efemérides varias. Proyección de la película: El mundo del silencio”. El martes, 18.12.56
(5) Ver  Capitulo IV. Inmersiones a profundidad efectuadas por el CRIS.
El lunes, 30.09.1957, se alcanzaron los 100 metros de profundidad, en aguas de Cartagena.

©C.R.I.S. 2012